Fiebre por los kimonos

Desde que brotó el baby bump regresé a las prendas holgadas, menos ajustadas que antes, pero con todo el punch de color que siempre me gusta tener en mis looks.

La mejor opción han sido los kimonos y ya no los puedo dejar ir. Me han salvado para toda ocasión, desde las reuniones de trabajo con accesorios que sé que van a robar miradas, hasta para correr de un shooting a otro con sneakers ¡Sí con sneakers! y saber qué… ¡Me encanta!

Para las tardes de frío puedo combinarlos con un poncho o hasta una leather jacker y el resultado siempre será espectacular ¿Lo han intentado?

Moms to be… es momento de que me compartan sus tips de estilo.